Publicado el

Haha no hi (母の日): Día de la Madre en Japón

Shiawasena haha no hi !(幸せな母の日): ¡Feliz Día de la Madre!

Este domingo es el Día de la Madre en Japón y en otros países. Pero allí no solo se celebra este día especial para las madres; también lo es para los creyentes de la religión sintoista, pues ese día se homenajea a Amateratsu, diosa del sol y madre del pueblo japonés. De hecho, la bandera de Japón es el sol naciente que representa a Amateratsu.

Tradicionalmente, los regalos que niños y niñas hacen a sus madres son los siguientes:
  • Manualidades que los hijos elaboran para sus madres.
  • Claveles que simbolizan la pureza y la inocencia, siendo los colores más habituales el rosa, el rojo y el amarillo.
  • Kimonos de seda
  • Tarjetas de felicitación perfumadas.
  • Muñecas Kokeshi tradicionales (Kokeshi-dento) o modernas (Kokeshi-sosaku)

Sigue leyendo Haha no hi (母の日): Día de la Madre en Japón

Publicado el

Kanoko Okamoto, una poetisa nada convencional

Kanoko Okamoto, una poetisa nada convencionalNacida como Kano Onuki (1889-1939) en Tokio, en el seno de una familia de clase media-alta, por lo que pudo disfrutar de un estilo de vida acomodado.

Desde su infancia, siempre tuvo problemas de salud; a los cinco años sufrió escrófula, y a partir de los siete años, queratitis y neurastenias continuas derivadas de la primera enfermedad.

Todo ello no le impidió estudiar en el exclusivo Instituto Femenino Atomi, donde recibiría clases de la mismísima fundadora del centro, Kakei Atomi (1840-1926), ni frecuentar ambientes literarios junto a su hermano Shosen, donde conocería a Akiko Yosano (1878-1942), un referente en la vanguardia de la poética por su estilo romántico y carácter feminista que ejerció una gran influencia artística en ella.

Después de graduarse en el instituto en 1907, comenzó su etapa poética en la que escribió las obras Karokinetami (Ligeros celos, 1912), Ai no nayami (Sufrir por amor, 1918), Ukimi (Ablución, 1925) y Waga saishu hashu (Mi última antología poética, 1929), siendo la última el punto final de este ciclo.

Sigue leyendo Kanoko Okamoto, una poetisa nada convencional

Publicado el

Hanbok, el vestido tradicional coreano

Para celebrar la salida de Pachinko, nuestra gran apuesta de este mes, os vamos a hablar sobre el traje tradicional coreano, como el que lleva Sunja en la portada: el hanbok.

Este traje, aunque estéticamente no se parece en nada al kimono japonés, sí que comparte su significado. Es decir, aunque puedes encontrar a gente usándolo de forma cotidiana, lo normal es que solo se use en ocasiones especiales, como festivales o bodas. De hecho, si vas de visita a Corea (del Sur) con intención de hacer turismo, hay palacios en los que yendo vestido con un hanbok, la entrada es gratuita. Por supuesto, no es necesario comprarse uno, puedes alquilarlos y devolverlos en el día, respetando la hora marcada, claro. Además, no es necesario quitarse ninguna prenda; te la colocan encima y no se ve nada más que el traje tradicional.

Al igual que también pasa con los kimonos, los hanbok tienen sus dos versiones: para hombre y para mujer. Sigue leyendo Hanbok, el vestido tradicional coreano

Publicado el

Karuta, el deporte poético

No, no es una imaginación vuestra. Karuta es exactamente lo que os suena en la cabeza: carta. Casualmente esta palabra es un préstamo que adquirieron los japoneses de los portugueses y que, como otras tantas cosas, convirtieron en un arte.

El karuta existe desde el periodo Edo y conserva su origen como un juego de cartas, pero no es tan simple. Existe una gran variedad de juegos distintos, pero todos ellos conservan algo en común entre sí: la cultura y la enseñanza. Por tanto, podemos encontrarnos variantes como el iroha-garuta, el obake-garuta y, por supuesto, el más conocido: el uta-garuta.

Sigue leyendo Karuta, el deporte poético

Publicado el

Los 47 r≈çnin. Guía ilustrada de samuráis

Los 47 rōnin. Guía ilustrada de samuráisCuenta la leyenda que en el Japón del siglo XVIII, un grupo de samurai se vio obligado a convertirse en rōnin tras el suicidio de su señor. Esta es su historia…¶

Tras ofender a Kōtsuké no Suké, maestro de protocolo del shōgun, Takumi no Kami, señor del clan Asano, es condenado a morir por medio de seppuku (suicidio ritual). Sus fieles samurai, convertidos en rōnin (samurai sin señor), juraron vengar su muerte.

Esta es la historia de esos 47 valientes, un relato que ilustra de forma inmejorable las virtudes del Bushidō: la justicia, el coraje, la benevolencia, el respeto, la honestidad, el honor y la lealtad.

El libro incluye 51 láminas a todo color de los protagonistas de la historia, dibujadas por el gran maestro del ukiyo-e Utagawa Kuniyoshi.

Sigue leyendo Los 47 r≈çnin. Guía ilustrada de samuráis

Publicado el

20 supersticiones japonesas

1c1a046fa89043fc4a3ede84b71bb5b6_650xComo ya sabéis, los japoneses son muy supersticiosos. Por eso hemos decidido escribir esta entrada con una recopilación de algunas de sus supersticiones más conocidas.

Hay otras muchas, así que os animamos a que las completéis con vuestros comentarios. Nuestras 20 elegidas son:

1. No debes pintar el nombre de nadie en rojo. El rojo se asocia con la muerte, si lo haces estarás deseando la muerte a otro.
Sigue leyendo 20 supersticiones japonesas

Publicado el

Toriyama Sekien, el dibujante de monstruos

Toriyama Sekien (È≥•Â±± Áü≥Ááï) fue un dibujante especializado en seres sobrenaturales del folclore japonés ; yokais, kappas, demonios, fantasmas, ubumes, espectros… En Quaterni hemos publicado un libro con sus ilustraciones: Guía ilustrada de monstruos y fantasmas de Japón. Toriyama se formó en la escuela Kano Gyokuen Chikanobu , muy importante en el periodo Edo, y fue un precursor del género conocido como ukiyo-e. Más adelante, se dedicó a ilustrar libros, novelas y grabados.

Sigue leyendo Toriyama Sekien, el dibujante de monstruos

Publicado el

Tsuguharu Foujita: un artista japonés de alma francesa

Tsuguharu Foujita (Ëó§Áî∞ Âó£Ê≤ª) fue un peculiar pintor de principios del siglo XX que se occidentalizó en grado sumo. De hecho se convirtió al catolicismo, se nacionalizó francés y por ello pasó a llamarse Leonard Foujita. Sin embargo, inevitablemente, en sus obras hay un toque, un aire, japonés a pesar de centrarse en temáticas europeas.
Después de estudiar y terminar en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio se marchó a París. Allí se casó con una francesa (Fernande Barrey). Y es que París en aquellos años de comienzos del siglo XX era la capital cultural de Occidente, era donde había que estar si eras artista. En la capital francesa frecuentó a artistas como Modigliani, Picasso, Braque, Juan Gris, Matisse… Solían reunirse en los bohemios cafés de Montparnasse. En aquellos salones se hacía la vida, tanto es así que conoció a su esposa, Fernande, en el Café de la Rotonde. Al día siguiente de haberla visto se presentó con un ramo de flores en su casa, a los pocos días se casaban.

6752162233_4c980a9566_b (1)
“Marché aux Puces” (1950)

Sigue leyendo Tsuguharu Foujita: un artista japonés de alma francesa

Publicado el

Un Halloween diferente

En nuestro mundo, tan globalizado, cada vez más se adoptan tradiciones foráneas de distintos países, de suerte que se va formando una cultura popular común. Japón, al ser un país muy amigo de las fiestas de disfraces y al tener ese gusto por lo sobrenatural, se ha abierto plenamente a la celebración del Halloween.

Kuniyoshi_The_Ghosts

Es una fiesta fácilmente adoptable por todo el mundo porque su esencia actual es la diversión; ya que la parte tradicional, del Día de Todos los Santos o del All Hallows Eve, se va diluyendo en la cultura del cine y el marketing del comercio.

Sigue leyendo Un Halloween diferente

Publicado el

El multicolor mundo del otro Murakami

Murakami Takashi (Êùë‰∏ä ÈöÜ), nacido en 1963 en Tokio, es un artista contemporáneo japonés creador del movimiento artístico ‚ superflat…ù que mezcla la tradición japonesa y la cultura popular de masas. Muchas veces se le califica como artista pop, como el Andy Warhol japonés, de hecho se le clasifica dentro del neo pop japonés. En el arte de Takashi no hay barreras entre lo elevado y lo popular, entre lo naif y lo adulto ni entre Occidente y Oriente. Sus obras han dado la vuelta el mundo.

Takashi_Murakami_at_Versailles_Sept._2010_(1)

A Murakami siempre le interesó la animación y por ello, con la intención de aprender a dibujar, se matriculó en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio. Pero allí profundizó, sobre todo, en el arte nihonga (pintura tradicional japonesa). Al joven pintor le parecía que el arte japonés era demasiado deudor de las corrientes occidentales: buscaba un lenguaje propiamente japonés.

5214809309_1909de2cd1_b

escultura 1
Murakami en Versalles

 

 

 

 

 

 

 

 

Sigue leyendo El multicolor mundo del otro Murakami

Publicado el

Nakajima, el póstumo laurel.

Nacido en Tokio, en el seno de una familia de eruditos dedicada al estudio de la China clásica. Esta circunstancia le influiría mucho en su forma de pensar y en la escritura. Nakajima Atsushi (‰∏≠Â≥∂ Êï¶) fue ávido lector de la literatura china y occidental. Sus textos tienen la presencia del chino clásico, lo que dificulta su lectura y traducción, y se caracterizan por un estilo muy rico y una gran imaginación. Estudió en la Universidad Imperial de Tokio para dedicarse posteriormente a la enseñanza del japonés e inglés en el Instituto Yokohama. Compaginó las clases con la escritura de varias novelas de las cuales la mayoría no vería la luz hasta después de muerto (ya que le pilló la época de la Guerra del Pacífico). Como le pasó a muchos artistas su reconocimiento le llegó póstumamente.

129586929711916221544_102829_20110124204136

Sigue leyendo Nakajima, el póstumo laurel.

Publicado el

El arte de Taro Okamoto

Taro okamoto (Â≤°Êú¨Â§™ÈÉé) fue un polifacético artista ya que pintó, esculpió, escribió, fotografió y filosofó, pero se le conoce sobre todo por sus cuadros abstractos, murales y esculturas. Taro era hijo de la escritora japonesa Kanoko Okamoto y del dibujante de manga Okamoto Ippei. Esta circunstancia de su familia le llevó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Tokio, posteriormente, debido a su interés por lo oculto, se marchó a estudiar Etnología de las tribus oceánicas a la Sorbona de París. Allí entró en contacto con las vanguardias artísticas, con los surrealistas como André Bretón y Kurt Seligmann. Permaneció en París durante unos años y expuso en el Salon des Surindependants. Cuando miras sus obras se aprecia una notable influencia de Gabriel Miró y de Picasso.

Tarō_Okamoto

Sigue leyendo El arte de Taro Okamoto