Hanshichi. Un detective en el Japón de los Samuráis

20,00 

Comprar ebook: 9,99€ 

itunes amazon Casa del Libro  Google Play lektu

Descripción

Una visión fascinante de la vida feudal en Edo, en compañía de uno de los personajes más queridos de la literatura popular Japonesa.

Las historias del detective Hanshichi, personaje inspirado en Sherlock Holmes, se desarrollan entre 1840 y 1860, una época en la que tradición y superstición van de la mano y son el verdadero enemigo del racional y poco ortodoxo Hanshichi.

El lector asistirá fascinado a una vibrante y colorista descripción de la ciudad de Edo, se colará en las mansiones de los samuráis que sirven al shôgun, en los baños públicos, en las modestas nagaya o casas de vecinos, pasando por innumerables talleres artesanos y modestos restaurantes en los que reponer fuerzas comiendo fideos soba o anguila asada. Un apasionante recorrido por la futura ciudad de Tokio, desde sus barrios más opulentos y respetables a aquellos más humildes, habitados por personajes del hampa.

Escrita con una sutil ironía y gran sentido del humor, Okamoto Kidô consigue que el lector disfrute con los casos del astuto inspector, trasladándolo a un período exótico incluso para los japoneses. Una era plagada de aparecidos, de hechizos de zorros, de criaturas kappa y de fantasmas. Misterios a los que el detective se enfrentará, armado únicamente con su ingenio y sus hábiles e incisivos interrogatorios.

La prensa ha dicho…


Para los amantes del género de misterio clásico, Kidô deja algún regalo en forma de homenaje a autores como Edgar Allan Poe. Una razón más para que cerremos las páginas de sus libros con una sensación muy satisfactoria.” Marta Marne en El Peso del Aire

“Descubriremos las más que curiosas costumbres, creencias y supersticiones del período Tokugawa. Y es que, frente al vasto conocimiento científico del que hacía gala el detective consultor de Baker Street, Hanshichi se sirve del saber sobre Japón y sus gentes para intuir más que deducir la resolución de sus intrincados casos.
En resumen, se trata de una serie de cuentos que, pese a su clasicismo estructural, ya que siguen a pies juntillas el patrón del Whodunit, serán de sumo interés para cualquier lector —aficionado o no al género— que quiera viajar al país del Sol Naciente antes de su occidentalización, cuando Sherlock vestía kimono.” Sergio Vera, El País (Cultura)

Una literatura imposible de encajar en el corsé del género, repleta de variedad, riqueza y particularidades (…) Los protagonistas son más fríos a la hora de cometer sus crímenes, muy racionales, muy aislados a pesar de vivir en estrecho contacto con millones de seres tan solitarios como ellos mismos” Alberto Gordo, El Cultural de El Mundo.

“Nacido en 1872, es el creador del detective Hanshichi, émulo de Sherlock Holmes en Japón, según la crítica y poeta Ida Vitale. Las novelas de Kido poseen ese juego deductivo de la obra de Arthur Conan Doyle y la vez ofrecen un retrato de las costumbres del Japón imperial, como, por ejemplo, que un samurái no puede creer en fantasmas. También hay incursiones en lo metafísico como ese relato en el que unos gatos dominan a su dueña, que se incluye en su libro Fantasmas y samuráis.” Paula Corroto, eldiario.es

“Aunque la inspiración pueda estar en Sherlock Holmes, Okamoto ofrece un personaje propio, sin compañero asistente ni las exhibiciones deductivas del inglés, y dotado de mucha más empatía, aunque también capaz de adoptar actitudes heterodoxas, como hacerse pasar por borracho para romper la intimidad de un domicilio. Se trata de una buena edición, traducida con cuidado por una editorial que se ha especializado en literatura japonesa. Un clásico para leer con la música adecuada, aromas orientales y, por supuesto, una pipa. Aun sin nada de eso, aquí tienes el primer caso.” Carlos López-Tapia. Lo que yo te diga, Cadena Ser.

Una maravilla muy entretenida, recomendable para cualquier tipo de lector.” Kappa Bunko

“Cargadas con unas buenas dosis de humor y escritas con una prosa ágil, fresca, fluida y divertida, estas breves historias se dejan leer en un rato arrancándonos más de una sonrisa.(…) Una obra divertida e interesante que recomiendo a todos.” Hislibris

Un derroche de ironía y sanísimo humor (…). ¡Probad a morder su anzuelo! ¡Fijo que no os arrepentiréis!.” Marga Nelken. Elmundo.es

Proporciona multitud de instantes de agradable lectura. Javier Pérez de Albéniz, El descodificador

“Los casos con los que se topa Hanshichi son siempre fascinantes y misteriosos. Hanshichi, un detective en el Japón de los samuráis reúne diez casos de este particular Sherlock Holmes que nada tiene que envidiar al personaje creado por Conan Doyle.” Rubén Gozalo. Melibro.com

“Escrito con un gusto exquisito, y con un acercamiento a personajes y ambientes llenos de poesía, con un punto de ironía y humor, que desdramatiza y da humanidad a las diversas historias que se nos proponen… Una maravilla de obra.” José María Sánchez Pardo. Revista Prótesis

“Federico Jiménez Losantos nos recomienda una novela policiaca ambientada en el Japón de principios de siglo.” Es la mañana de Federico, esRadio

Primer Capítulo


Descargar PDF

Sobre el autor

Okamoto Kidô (1872-1939), nació en la ciudad de Edo, como su personaje Hanshichi, antes de que esta se convirtiese en capital de Japón bajo el nombre de Tokio.

Su padre, samurái de bajo rango, perdió su posición tras la Reforma de Meiji y encontró trabajo en la Legación Británica. Obligó a su hijo a estudiar inglés desde edad temprana, por lo que el joven Kidô pronto pudo leer literatura occidental.

Debido a la precaria situación económica familiar, se vio obligado a trabajar desde muy joven, lo que le impidió estudiar en la universidad y dedicarse a lo que siempre había soñado, convertirse en autor de obras teatrales de Kabuki. Se dedicó al periodismo haciendo reseñas de estrenos teatrales y escribiendo artículos diversos y sirvió durante un breve tiempo como corresponsal en China durante la guerra chino-japonesa.

Años después, finalmente logró escribir su primera obra de Kabuki que tuvo una gran repercusión y éxito de público. A esta le siguieron más de doscientas, algunas de las cuales alcanzaron mucha fama y se siguen representando, incluso en la actualidad.

Sin embargo, es más conocido por su serie de relatos sobre el detective Hanshichi. Según sus propias palabras, leyó por casualidad en 1916 una de las obras de Sir Arthur Conan Doyle sobre Sherlock Holmes y quedó tan impresionado que decidió escribir una serie de relatos sobre un sabueso japonés en la Era Edo.

Entre 1916 y 1939, se publicaron sus aventuras por entregas en una revista literaria y, más modernamente, han sido adaptadas al cine, al manga y a la televisión.

Desde su aparición, las aventuras de este detective de la época feudal, conocido como el Sherlock Holmes nipón, han deleitado a muchas generaciones de japoneses. Esta es la primera vez que sus historias se traducen al español, directamente del idioma japonés.

El nombre de Hanshichi, que se escribe en japonés con dos signos y con un total de siete trazos, permanecerá siempre como uno de los más famosos dentro de la literatura popular japonesa, precursor del género policial histórico y representante pionero del detective moderno, sin haber perdido aún ese aroma todavía feudal en sus aventuras.

Información adicional

Peso 0.65 kg
Dimensiones 15.5 × 23 cm
Autor

ISBN

Nº Páginas

Género

Fecha de publicación

IBIC

Nº de Colección

También te recomendamos…