GOKUMON-TO. La Isla de las Puertas del Infierno

19,50 

Descripción

Japón, 1946. El país acaba de perder la guerra y todavía no ha empezado a recuperarse. En los lugares más recónditos el progreso apenas ha llegado y las gentes siguen ancladas en las costumbres y tradiciones de sus antepasados.

Los hombres que vuelven del frente se encuentran con la difícil tarea de retomar sus vidas con el recuerdo imperecedero de los compañeros que no han podido regresar.

«Te pido que vayas a la isla de Gokumon en mi lugar… Si no, matarán a mis hermanas…». Estas son las últimas palabras que Chimata dirige a su amigo y camarada de guerra, Kindaichi Kōsuke, antes de fallecer.

Movido por la obligación moral, este viajará hasta Gokumon-tō, literalmente, la Isla de las Puertas del Infierno, un pequeño islote poblado por descendientes de piratas, situado en medio del mar Interior de Seto. Allí se encontrará con una comunidad cerrada y recelosa del forastero, en la que se están produciendo una serie de horribles asesinatos planeados a sangre fría, que escapan a la razón.

Comienza así un soberbio thriller protagonizado por uno de los más queridos y recordados detectives de Japón, un héroe que bajo su excéntrica apariencia, oculta unas prodigiosas dotes deductivas de las que tendrá que hacer uso para encajar las piezas de un puzzle en el que se entremezclan secretos del pasado, luchas por el poder y haiku clásicos.

Gokumon-tō es considerada por los lectores japoneses como la mejor novela de misterio del siglo XX.

La Prensa ha dicho…


“Se trata de una novela increíble a nivel narrativo y argumentativo, donde las pautas de la novela policíaca más clásica se mezclan con una asombrosa disección de la posguerra en una Japón devastada y una población sumida en el dolor. La tradición y lo nuevo, lo patrio y lo foráneo chocan, pero será la maldad del hombre la mano oculta tras la barbarie. (…) Es una lectura muy ágil, sumamente entretenida, llena de intriga, terror, suspense y muy instructiva sobre el Japón de aquel período. Aunque llegado un punto la resolución del caso será lo menos importante, y será el camino recorrido junto al brillante Kosuke por una isla maldita lo que, como lectores, más apreciaremos. Se trata de una novela policíaca atípica y de suma calidad literaria que te atrapa y deja sin aliento.” Ana Granger en El aventurero de papel

Considerada en dos ocasiones la mejor novela del siglo XX según una encuesta realizada por más de 500 lectores y escritores de misterio japoneses (en 1985 y 2012). (…) Kosuke Kindaichi sigue siendo el detective privado más célebre del país del Sol Muriente. Y hay incluso estudiosos como Nakagawa que defienden que sus libros no son simples divertimentos, sino que encierran cierta crítica a la cultura patriarcal y el sistema político tradicional nipón.
Sea como fuere, es tal la relevancia de la serie Kindaichi en Japón, que resulta innegable que Seishi Yokomizo es mucho más que el gran senshei nipón del quién lo hizo.” Sergio Vera, ElPaís (blog Elemental)

Gokumon-tõ es una novela corta, con mucho diálogo rápido y sin incisos (a veces incluso se introducen personajes sin decir claramente quien habla), que se lee de un tirón. Tras ir conociendo en las primeras páginas de Gokumon-tõ a los personajes, fui poco a poco sumergiéndome en el ambiente opresivo de la isla, y en cuanto se cometió el primer crimen, las pistas, las sospechas y los móviles que iba descubriendo a veces, elucubrando otras, me mantuvieron pegada a esas páginas hasta el final. Me ha parecido, como dije, una historia muy del estilo de Agatha Christie, sin nada de pruebas forenses, una novela detectivesca de corte clásico, que son las que más me gustan. En cuanto a la resolución del caso, a mí me ha recordado a las maneras retorcidas (que tanto me gustan) de Christie, sobre todo a las de su novela Diez Negritos. (…) Todo amante de las novelas de misterio y detectives disfrutará con ella.” Atalanta en el Blog Un libro junto al fuego

“Seishi Yokomizo nos presenta una historia sobre crímenes, odio y secretos del pasado que se sostiene sobre una atmósfera muy especial, donde, como decíamos, lo moralmente repulsivo y lo hermoso van de la mano, con unas descripciones de las escenas del crimen que resultan a la par espantosas y fascinantes. Ese maridaje entre lo feo y lo bello planea sobre toda la novela y se reproduce una vez más en su desenlace, de modo más sutil, aunque -es importante, creo, remarcarlo- Yokomizo toma partido claramente y condena el crimen y al criminal, momento en el que se deshace esa combinación antes apuntada. (…) Una lectura satisfactoria, con una historia policíaca bien pensada y con un protagonista que responde al prototipo de detective totalmente lógico”. Leire Kortabarria en Libros y Literatura

Una novela escalofriante, entretenida y de misterio.Chronicle&Cover

“La habilidad de Seishi Yokomizo ya no está en construir una impecable trama llena de misterio, velocidad y precisión, sino en ser capaz de hacerlo en una obra coral en la que todos los personajes tiene su cuerpo, su forma. Como toda buena novela policiaca, construye a la vez un retrato de su tiempo a través de aquellos que aparecen, aunque sea fugazmente, a la vez que todos aportan su granito de arena, su pieza de puzle-enigma. El manejo de los tiempos y de las entradas y salidas en escena es fascinante, y ese es su ritmo, sin recurrir a tiempos muertos ni momentos de relleno. Deliciosa, ligera, con su toque de humor, es un plato de factura impecable. El escritor japonés logró la alquimia perfecta de oriente y occidente, para ofrecer otra cosa que no renuncia al clasicismo ni a instalarse en una tradición ya construida de la novela de detectives.” Juan Jiménez García en Détour.

Una trama policial de alto voltaje con un detective, Kindaichi Kosuke, que es capaz de juntar en su cerebro todas las piezas de un puzzle desenfrenado (por el elevado headcount en tan pocas páginas) y peligrosamente poético. La resolución, original, está a la altura de las expectativas y la ambientación geográfica-histórica de la isla justo al acabar la segunda guerra mundial es excelente. Un triunfo.” Mariano Hortal, LecturayLocura.com

Novela de misterio clásica entretenida, bien ambientada en el Japón de posguerra. Recomendable para casi cualquiera, pero imprescindible para los amantes del misterio clásico que deseen leer historias como las de siempre en ambientes diferentes a los habituales.” Daniel Yagüe en Best Seller en Español

Trasciende el simple entretenimiento y nos expone de manera magistral la eterna lucha entre lo propio y lo ajeno, entre la conservación de las tradiciones y la adaptación al mundo actual. (…) Además de contener los mejores elementos de la novela detectivesca tradicional, funciona como reflejo de los conflictos religiosos y sociales que tuvieron lugar en Japón tras la II Guerra Mundial, extrapolables a nivel mundial; y todo esto narrado de manera fascinante.” Raúl Sanz en Kappa Bunko

Si os gustan las novelas de detectives y los ambientes misteriosos y exóticos debéis leer Gokumon-tō, un thriller donde para poder resolver el misterio hay que tener en cuenta los secretos del pasado, las luchas por el poder y los haiku clásicos.” Susana Nieto en La Librería de Sanae

Los lectores opinan…


“En Gokumo-To Kindaichi se encontrará una sociedad estamental, y unas luchas de poder por controlar la pesca, y tener la influencia. Hay conflictos familiares larvados contados por un delicioso barbero cotilla, que no sólo será el guía de Kindaichi, sino el del lector. Al igual que Australia la isla está poblada por descendientes de piratas, criminales, y Samuráis desterrados. Quizás uno de los puntos fuertes de Gokumon-To sea el prólogo del comienzo. También vemos la atmosfera gotizante en casa de los Kito, con loco y todo como en “Jane Eyre” (esta atmosfera, quizá sea un préstamo de Dickson Carr). Las hermanas a las que tiene que salvar, no son las edificantes damiselas en apuros de la década victoriana, sino mujeres depravadas y corrompidas más cercanas a las villanas de Raymond Chandler (particularmente me recordaron a Carmen Sternwood). Una de las cosas que dificulta la misión es el horror vivido durante la guerra. Kindaichi se encuentra perdido, por el relato, y anonadado por el horror, tampoco ayuda estar en una isla aislado, y sintiendo la desconfianza de todos. En eso también hay un componente nórdico (es una sociedad cerrada, que se protegen entre ellos). Por lo que no nos debe sorprender (para disfrute del lector de novelas policíacas) que fracase. Quien perpetra los crímenes es un genio, con una mente refinada y cruel no había visto nada parecido desde “Los crímenes del Obispo” de S.S. Van Dine. Si el asesino de Van Dine mataba siguiendo los cuentos de mamá oca. Este siguiendo unos haikus. El segundo crimen particularmente es espeluznante. Es el final después de una parón cuando descubrimos porque Gokumon-To es la novela de misterio favorita de los japoneses el móvil del crimen no puede haber sido más oriundo del país. Al finalizar el libro el lector y dejar atrás las brumas de Gokumon no dejarán de hacerse preguntas. Particularmente pese a los defectos (no muchos), quizás me hubiera gustado que Quaterni hubiera preparado un prólogo contándonos más cosas del autor y la novela (como hizo en otros de sus libros), también se nota el paso del tiempo. Pero creo, que las virtudes son más poderosas que sus pocos defectos. Una de las cosas que me gusto, fue que la lista de personajes (algo clásico de la novela policíaca) estuviera hecha en forma de árbol Genealógico porque es una novela, dónde la familia lo es todo. No le entretengo más disfrute de la hospitalidad de la puerta del infierno, y piérdase por sus alrededores me lo agradecerá.” Alfonso Velasco (Fonch) en Goodreads

“Ambientada en el Japón de 1946, la novela te atrapa de principio a fin. Altamente recomendable. Si estáis buscando lectura para estas vacaciones, dejaos llevar por las aguas del misterio que os conducirán a esta peculiar isla.” Juan Moreno Nadales en facebook.

Primer Capítulo


Descargar PDF

El autor


Seishi Yokomizo (Kobe, 1902 – Tokio, 1981)

Nacido en la prefectura de Hyōgo, se graduó en la Universidad Farmacéutica de Osaka con la intención de hacerse cargo de la farmacia familiar. Atraído, sin embargo, desde niño por la literatura y animado por Edogawa Ranpo, se trasladó en 1926 a Tokio para dedicarse a su gran pasión, la escritura.

Publicó su primera novela, Onibi, en 1935, obra que fue censurada por las autoridades. El estallido de la Segunda Guerra Mundial, junto a su débil estado de salud -padecía tuberculosis-, impidieron que fuera más conocido entre sus compatriotas.

No fue hasta una vez terminada la guerra, momento en que la revista Kodansha’s Weekly Shōnen comenzó a publicar sus obras de forma seriada, cuando por fin alcanzó el reconocimiento de crítica y público.

Es considerado, junto con Edogawa Ranpo, uno de los máximos exponentes de la novela de misterio japonesa. Sus obras, de marcada influencia occidental, están inspiradas en los clásicos de la “edad de oro” de la ficción detectivesca.

En 1980 fue creado en su honor el Premio Seishi Yokomizo que, con una retribución económica de 10 millones de yenes, es uno de los mejor dotados del mundo. El galardón es otorgado anualmente a una novela inédita de misterio. Además de la retribución económica, la obra premiada es publicada por la editorial Kadokawa Shoten y adaptada como película para la televisión.

Conocido, fundamentalmente, por ser el creador del célebre detective Kosuke Kindaichi, la mayoría de sus obras han sido llevadas al cine y a la televisión. Este particular investigador es, hoy en día, un personaje muy querido por los japoneses. Su fama y popularidad es tal, que ha servido de inspiración a multitud de historietas de manga y episodios de anime. El lector occidental encontrará su equivalente en los imprescindibles Padre Brown, doctor Gideon Fell, e incluso, en el popular teniente Colombo.

Gokumon-to, no es solo la mejor novela de Seishi Yokomizo, también ha sido elegida por los lectores japoneses y por la Asociación de Escritores de Misterio como la mejor novela japonesa de misterio del siglo XX, honores que comparte con Diez Negritos (mejor novela occidental de misterio).

Información adicional

Peso 0.650 kg
Dimensiones 15 x 21 cm
Autor

Traducción

ISBN

Nº Páginas

Género

Fecha de publicación

IBIC

Nº de Colección

También te recomendamos…