Publicado el

Natsume Soseki, el obstinado

“Si la gente se ríe de ti por ser inocente y sincero, entonces es que este mundo no tiene solución”. Natsume Soseki.

Natsume Soseki (§èÁõÆʺ±Áü≥) nació en Tokio en el seno de una familia samurái venida a menos en 1867, aunque fue criado por sus sirvientes hasta los nueve años porque sus padres se desentendieron de él. Pronto quedaría huérfano de madre, con sólo catorce años, algo que le marcó mucho y le llevó a refugiarse en los estudios. Presionado por su familia se matriculó en la carrera de arquitectura en la Universidad Imperial de Tokio pero la abandonó para acabar estudiando Lengua Inglesa. Mientras estudiaba, en 1886, conoció al poeta Masaoka Shiki quien le descubrió e inició en el arte del haiku.SosekiPR

En esa época de estudios universitarios adopta el pseudónimo de Soseki, que en chino quiere decir terco, y es que Natsume fue un hombre obstinado. Obstinado porque se enfrentó a todo y a todos, familia incluida, para lograr su sueño de convertirse en escritor. Tras licenciarse en 1893 se dedicó a la enseñanza, primero en la Escuela Normal de Tokio, luego en la Escuela Secundaria de Matsuyama y finalmente en un instituto de la ciudad de Kumamoto. En este período conoció a Kyoko Nakane con la que se casó en 1896.

La vida de Soseki dio un vuelco en 1900 cuando ganó una beca para ampliar estudios de literatura en Londres, allí se sintió muy solo y desarraigado, siendo el peor período de su vida. Sobrevivirá a este exilio gracias a la lectura sobre todo. Consiguió salir de Inglaterra y volver a Japón como profesor de inglés en la Universidad Imperial de Tokio. Allí compaginaría la labor docente con la publicación de haikus y pequeños escritos en revistas satíricas y de haikus como Hototogisu („Éõ„Éà„Éà„ÇÆ„Çπ).

En 1905 publicó “Soy un Gato” (Âêæ˺©„ÅØÁå´„Åß„ÅÇ„Çã Wagahai wa neko de aru) en la revista Hototogisu. En este libro el escritor pone en boca de un pequeño felino una crítica sardónica de la sociedad y la burguesía del período Meiji nipón. La novela fue un gran éxito. En 1906 publicó la novela larga “Botchan” en la revista Hototogisu nuevamente, y en ella cuenta la vida de un profesor al que le cuesta adaptarse a la vida de una pequeña ciudad, acostumbrado a Tokio. El gran éxito de estas dos obras le permitirá al obstinado autor abandonar la enseñanza para dedicarse por completo a la escritura. En esos años comenzó a colaborar con el periódico Asahi Shimbum escribiendo criticas literarias y artículos, en él publicó también obras como “el Caminante”.souseki1

Soseki escribió más novelas de corte social que reflejaron los profundos cambios acontecidos en el periodo que le tocó vivir y se convirtió en un clásico de las letras niponas. Tanto éxito tuvo que su rostro salió impreso en los billetes de mil yenes que es como estar impreso en la eternidad.

Nos podéis seguir en Twitter aquí y en Facebook aquí.